martes, 12 de septiembre de 2017

¿Y los socios del saqueo a Veracruz de Duarte?

Ahora que Animal Político acaba de revelar que el proceso en contra del exgobernador Javier Duarte se encuentra detenido en los juzgados, entre otros motivos por una mala integración de las acusaciones, resulta oportuno cuestionarse que ha sucedido con los ex funcionarios y socios en el saqueo a las arcas estatales.
Porque Javier Duarte de Ochoa no fue el único que desapareció los miles y miles de millones, también hay otros que tienen acusaciones pendientes y que al parecer también se encuentran paralizadas, esperando caer en el famoso “perdón y olvido”.
Tal es el caso más notable, del ex secretario de SEDESOL estatal, ex secretario de Finanzas y ex oficial mayor de la SEV, actualmente diputado local con fuero Vicente Benítez González quien por ejemplo es señalado de participar en el desvío millonario, pero que hasta la fecha, sigue tan tranquilo y campante como si nada hubiera ocurrido.
Haya que recordar, por ejemplo, que Diseños Tevet y Trajan Constructores, son solo dos de una red de aproximadamente 16 empresas fantasma vinculadas al exgobernador Javier Duarte que fueron fondeadas con recursos públicos, de acuerdo con la Procuraduría General de la República.
A su paso como oficial mayor de la SEV casi ocho millones de pesos que debieron invertirse en la compra de mobiliario y equipo para escuelas de educación básica en Veracruz se destinaron a dos de las empresas que la Procuraduría General de la República (PGR) identifica como responsables de lavar recursos púbicos por órdenes del exgobernador Javier Duarte.
La salida de esos recursos fue autorizada por el hoy diputado local de Veracruz, Vicente Benítez González,  quien se desempeñó como oficial mayor de la Secretaría de Educación estatal, por lo que desde el año pasado, el legislador es “investigado” por la PGR por desvío de recursos, pero hasta ahora no se ha procedido penalmente en su contra.
En la audiencia inicial contra Javier Duarte, por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, la PGR informó al Juez que existe un grupo de aproximadamente 16 empresas fantasma fondeadas con recursos públicos, utilizadas como el primer eslabón de una presunta red delictiva para desviar recursos públicos.
Entre esas empresas, según los datos de la carpeta de investigación revelados en la audiencia, se encuentran las compañías Diseños Tevet S.R.L de C.V y Trajan Construcciones S.R.L de C.V.
“Se trata de empresas conocidas coloquialmente como empresas fachada, es decir, de papel, que solo sirven para emitir facturas que amparen operaciones inexistentes”, explicaron los fiscales de la PGR ante el juez federal.
La procuraduría no expuso mayores detalles, pero documentos obtenidos vía transparencia por Animal Político revelan que Benítez autorizó pagos por casi 9 millones de pesos a las empresas Diseños Tevet y Trajan Construcciones, en diciembre de 2014, cuando se desempeñaba como Oficial Mayor de la Secretaría de Educación.
Para justificar la salida de ese dinero se concedieron dos contratos que tenían como finalidad equipar planteles escolares. En ninguno de esos contratos se realizó una licitación pública.
El primer contrato, firmado el 5 de diciembre de 2014, fue concedido a la empresa Trajan Construcciones por un monto de 2 millones 499 mil pesos.  El concepto de dicho contrato, numero ADQ-LS-038-2014, fue la adquisición de mobiliario escolar para distintos planteles.
Cinco días más tarde, el 11 de diciembre de 2014, Benítez concedió un contrato a Diseños Tevet, este por un monto de 4 millones 999 mil 600 pesos. El referido contrato, número CS-LS-042-2014, fue por “Servicios de Impresión de Diversos Materiales”.
Cuando se solicitó al gobierno de Veracruz  copia de los beneficiarios de los productos adquiridos, la respuesta es que fueron “distintos centros educativos” sin proporcionar detalle alguno.
En un recorrido hecho por una veintena de escuelas en Veracruz, tanto primarias como secundarias, los directores señalaron que nunca recibieron equipos, pues hasta el último año del administración e Duarte operaban con múltiples carencias.
Son empresas fantasma y están en la CDMX
Animal Político publicó el pasado 15 de mayo que Diseños Tevet y Trajan Construcciones son empresas cuyos domicilios fiscales están en la Ciudad de México, pero en realidad no operan en ninguno de esos sitios.
Cabe señalar que de acuerdo con la carpeta de investigación entregada por la PGR ante el juez de control el lunes pasado, la red de lavado de dinero que presuntamente encabeza Javier Duarte opera en Veracruz, Campeche y la Ciudad de México.
El domicilio fiscal de Diseños Tevet es Gabriel Mancera 1543, en la colonia Del Valle, mientras que la dirección de Trajan es Paseo de la Luz 324, interior 4, en la colonia Paseos de Taxqueña.
Auditores del Servicio de Administración Tributaria (SAT) verificaron ambos domicilios y confirmaron que las empresas no operan en dicho sitio.
Animal Político también acudió a ambas direcciones. En el caso de Diseños Tevet se trata de una propiedad de color blanco donde no opera esta ni ninguna otra compañía. Una joven de nombre Elizabeth reconoció que a este sitio llegan los documentos de Tevet, pues se trata de su domicilio fiscal, pero dijo desconocer donde funciona realmente la empresa.
La dirección de Trajan Construcciones corresponde a una propiedad de dos niveles en una zona residencial. No se aprecia la presencia de constructora alguna, ni de materiales, vehículos, bodegas o algo similar. Se tocó varias veces el timbre pero nadie atendió a la puerta. Vecinos del lugar dijeron que ellos no conocen de ninguna compañía en esa zona.
Este medio obtuvo las actas de constitutivas de las dos empresas tras tramitarlas en el Registro Público de la Ciudad de México. Ambas fueron creadas en el sexenio de Javier Duarte.
Trajan Construcciones fue constituida el 6 de julio de 2011 y, de acuerdo con su objeto social, se dedica a 16 cosas distintas, que van desde la construcción hasta dar servicios de mercadotecnia, consultoría y hasta conceder préstamos. Diseños Tevet fue creada el 16 de enero de 2013 y su objeto social está relacionado específicamente con servicios de publicidad e impresión.
A partir de la publicación en Animal Político del reportaje Las Empresas Fantasma de Veracruz, el SAT ordenó auditorías de verificación a una red de supuestos proveedores de la administración de Javier Duarte.
Entre esas empresas se verificó a estas dos empresas y el SAT concluyó que son compañías falsas que simularon operaciones para emitir facturas. De hecho sus registros fiscales ya se encuentran cancelados.
Investigación sin resultados
Desde 2016, Vicente Benítez es investigado por la PGR, pero hasta ahora no se ha procedido en su contra. No se le incluyó en la acusación que presentó el Ministerio Público en octubre y tampoco se ha solicitado algún procedimiento de desafuero en contra suya.
De acuerdo con autoridades con pleno conocimiento del caso, las averiguaciones contra Benítez iniciaron en la Fiscalía de Justicia de Veracruz, pero la PGR atrajo todos los expedientes al considerar que estaba involucrado en delitos federales. A partir de ahí no ha habido ninguna resolución.
Vicente Benítez ocupó a lo largo de la administración de Javier Duarte varios cargos, y en todos ellos, hay indicios de posibles hechos de corrupción.
Primero lo hizo como tesorero de la Secretaría de Finanzas donde renunció en enero de 2012, luego de que funcionarios a su cargo fueron detenidos en el Aeropuerto de Toluca con 25 millones de pesos en efectivo escondidos en dos maletas. El hecho ocurrió en el contexto del proceso electoral de ese año, aunque el gobierno de Javier Duarte insistió en que el dinero era para pagar festivales.
Benítez estuvo un año fuera de la función pública y regresó como subsecretario de Desarrollo Social, donde, entre otras cosas, anunció un programa de tiendas comunitarias que nunca existió, pero que sirvió para asignar contratos a compañías fantasma.
Animal Político publicó que Benítez fue un personaje central en la red de empresas fantasma que permitió la desaparición de 645 millones de pesos, solo entre 2012 y 2013.

Además, la PGR indaga a Vicente Benítez por su relación con varias propiedades tanto en Estados Unidos como en Costa Rica que se presumen están relacionadas también con operaciones de desvío de recursos públicos.

No hay comentarios: